Consejos

Paso a paso

LIMPIEZA

Aconsejo limpiar el instrumento cada vez que terminamos de tocar. Para esto hay que utilizar dos franelas suaves y secas .Una para retirar el polvo de resina que se deposita en el instrumento , sobretodo en la tapa , en el final de la tastiera y en el puente.

Después, usamos la otra franela para secar el sudor que queda en el mango , tastiera , cuerdas y faja superior donde roza la mano.

Cada tanto , también hay que utilizar limpiadores especiales para instrumentos de cuerdas de las marcas Pirastro , W.E.Hill , Hidersine u otras. Es conveniente colocar la solución en un trapo de algodón y luego esparcirla por el instrumento , finalmente pasar la franela seca.

Otro limpiador que se puede usar y que el mismo músico lo puede preparar es el siguiente:

Mezclar una parte de alcohol , una parte de aguarrás , una parte de vinagre al alcohol y media parte de aceite de lino crudo. Agitar bien esta solución antes de usarla.

Verifique que el polvo de resina no estén atorando las zonas más estrechas de las efes . Esto puede producir ruidos molestos.

Para la limpieza del interior de la caja , colocar un puñado de arroz adentro del instrumento a través de las efes , con mucho cuidado mover el instrumento como si fuese una maraca , tratando de conducir el arroz por todo su interior. Después con cuidado retirar todo el arroz.

CUERDAS

Las cuerdas tienen un desgaste paulatino a travez del tiempo perdiendo calidad, brillo, potencia y afinación.

Con mucho cuidado se deben cambiar las cuerdas para no lastimarlas, ni pasarse de su afinación normal , se cambia una cuerda por vez y con el instrumento apoyado en posición horizontal.

Para colocar correctamente una cuerda, introduzca la punta de esta por el orificio de la clavija dejando pasar un pequeño cabo. Esta punta se acuesta sobre la clavija y se va enrollando prolijamente algunas vueltas sobre este cabo, es decir , que se enrolla en sí misma. Después sin perder nunca la tensión de la cuerda, colocar el otro extremo de la cuerda (la bolita) en el cordal.

Siga enrollando la cuerda y apóyela sobre las ranuras del puente y de la cejilla, al mismo tiempo controle que el puente no se incline hacia adelante. La última vuelta del enrollado debe rozar la pared del clavijero para un mejor funcionamiento de la clavija.

CLAVIJAS

Si notamos que nos cuesta girar las clavijas , están rígidas y además producen ruidos, es conveniente lubricarlas con pasta para clavijas de la marca W.E. Hill o con grafito, en el sector donde rozan con el clavijero.

Si por el contrario, están muy resbaladizas porque no asientan bien o por el clima seco, se puede colocar tiza en las clavijas.

ARCO

Se debe aflojar la tensión de las cerdas después de usar el arco pero no tan flojas. No tocar nunca las cerdas con la mano.

Limpiar regularmente la baqueta con una franela para retirar la resina y evitar que esta se acumule.

PUENTE

El puente es una pieza de arce que está apoyado sobre la tapa y sostenido solamente por la presión de las cuerdas, es por eso, que necesita que lo observemos regularmente donde y como está ubicado.

Si hacemos una línea imaginaria entre las muescas internas de las efes, nos va a dar la referencia de la ubicación correcta del puente , por lo tanto, esta línea pasará por la mitad del ancho de las patas del puente, mirando el instrumento de frente, el puente tiene que estar bien centralizado con respecto a la tastiera, y colocándolo horizontalmente, mirándolo de costado el puente debe tener una verticalidad que forme 90 grados entre la junta de la tapa con las fajas y el plano del puente que mira el cordal . El otro lado del puente forma un plano inclinado.

En las ranuras donde se apoyan las cuerdas se coloca grafito y en ese punto las cuerdas deben estar limpias, libre de resina. De esta forma lubricamos la zona para que las cuerdas se deslicen con facilidad cuando afinamos con las clavijas. Y ya que estamos con el lápiz en la mano colocamos grafito en las ranuras de la cejilla.

Las patas del puente deben apoyar perfectamente en la tapa y a pesar que se le dé un uso normal al instrumento, el puente poco a poco se puede inclinar hacia adelante (lado tastiera) o hacia atrás (lado cordal).

Para reposicionarlo habrá que primero aflojar un poco la tensión de las cuerdas , tomarlo firmemente con ambas manos y con mucho cuidado ponerlo derecho, en su posición vertical.

También puede suceder que el puente se doble y en estos casos es preferible que me consulten.